La operación de estética vaginal es una técnica que se lleva a cabo dentro de la cirugía de vaginoplastia o colovaginoplastia cuando son realizadas en IM GENDER. Si bien es cierto que, en IM GENDER, se realiza la cirugía de estética vaginal fuera de la vaginoplastia cuando llegan mujeres trans de otros cirujanos en los que la estética ha sido desfavorable y requieren de una segunda intervención para mejorarla.

¿Qué implica la operación de estética vaginal?

La operación de estética vaginal en mujeres trans implica el diseño y la confección meticulosa de los labios menores, el clítoris y su capuchón, el introito vaginal, la horquilla perineal y la mucosa interlabial. Estos elementos estéticos son esenciales para lograr una apariencia y función genital femenina satisfactoria. La configuración de estos elementos de la vulva/vagina se lleva a cabo mediante la piel escrotal, por lo que la cantidad y la calidad de los tejidos antes de la cirugía es fundamental.

En IM GENDER se realiza la cirugía de estética vaginal durante la misma intervención que la vaginoplastia para conseguir unos genitales estéticamente similares a los de una mujer cis.

La relación entre vaginoplastia e intervenciones de estética vaginal

La estética vaginal es una técnica que suele hacerse en el mismo tiempo que la vaginoplastia por inversión peneana, vaginoplastia con injerto o la colovaginoplastia. Para la mayoría de pacientes atendidas en IM GENDER, la estética vaginal forma parte del conjunto de la cirugía de la vaginoplastia.

Cuando una paciente se realiza una vaginoplastia, sea cual sea la técnica utilizada, se lleva a cabo la parte estética para conseguir una vulva y vagina con una apariencia similar a la que tendría la de una mujer cis.

Razones para aplazar la operación de estética vaginal

No existe ninguna razón médica para aplazar la operación de estética vaginal en una vaginoplastia y, por ello, es más que aconsejable realizarla durante la misma cirugía.

¿Cuándo se lleva a cabo la estética vaginal fuera de la vaginoplastia trans?

Habitualmente, como hemos comentado, esto sucede cuando la paciente acude a IM GENDER por insatisfacción con la estética vaginal realizada en otros centros.

Con el transcurso del tiempo, es posible experimentar fluctuaciones significativas de peso, ya sea mediante una marcada ganancia o pérdida. En tales circunstancias, es natural que la apariencia de la vagina y la vulva se vea afectada, de manera similar a como sucedería en una mujer cis cuando experimenta cambios de peso considerable.

En ocasiones muy puntuales es posible que, como consecuencia del proceso natural de cicatrización, se pueda dar una asimetría en los labios que requiera un pequeño retoque después de la vaginoplastia. Pero no estaríamos hablando de una nueva operación de estética vaginal, sino de un pequeño retoque para corregir la asimetría.

Además, con los años IM GENDER ha ido innovando e incorporando nuevas técnicas quirúrgicas que permiten unos resultados excelentes. Esto implica que mujeres que se sometieron a una vaginoplastia trans hace años, podrían ser candidatas a mejorar su estética vaginal gracias a las nuevas técnicas.

Si necesitas más información sobre la operación de estética vaginal no dudes en contactar con nosotros para resolverlas.