CIRUGÍA DE AFIRMACIÓN GENITAL

Vaginoplastia por inversión peneana

La vaginoplastia por inversión peneana es una de las técnicas quirúrgicas genitales más habituales, teniendo como objetivo  conseguir una vagina anatómica, estética y funcional, con una profundidad que permita mantener relaciones sexuales plenas. 

VAGINOPLASTIA POR INVERSIÓN PENEANA

CIRUGÍA DE AFIRMACIÓN GENITAL

En la vaginoplastia por inversión peneana, la neovagina tendrá unas dimensiones variables que están en función de tres características: el tamaño del pene, la elasticidad de la piel y la altura de la paciente. Además, el equipo de IM GENDER utiliza el injerto de escroto para aumentar la profundidad vaginal, por lo que la cantidad y tipo de escroto también serán importantes a la hora de determinar la profundidad de la vagina.

 

Resultados de vaginoplastia

Es importante que conozcas los resultados de una vaginoplastia por inversión peneana realizada por el equipo de IM GENDER. De esta manera podrás tener una idea clara de qué puedes esperar de tu cirugía de reafirmación genital.

¿Quieres conocer más experiencias y testimonios de IM GENDER?

ANTES DE LA VAGINOPLASTIA POR INVERSIÓN PENEANA

¿Quién puede someterse a la vaginoplastia por inversión peneana?

No todas las personas trans que deseen una vaginoplastia son idóneas para la inversión peneana. 

Para poder realizar una vaginoplastia por inversión peneana,  deberá tener un pene con unas dimensiones mínimas (debe medir más de 12 centímetros estirando la piel del pene y contando desde el ángulo peno-púbico a la punta del prepucio) y una buena calidad de la piel peneana. En todo caso, siempre será el cirujano quien valorará todas las circunstancias, así como el historial médico de la persona y la idoneidad de la técnica a seguir en su caso.

 

Los preparativos

Abandono del tratamiento hormonal:   buena parte de las personas que se someten a una cirugía como la vaginoplastia siguen un tratamiento con estrógenos y antitestosterónicos.  La toma de los estrógenos conlleva riesgo de trombosis venosa profunda durante la cirugía.  Es por esta razón que se retira su toma alrededor de un mes antes de la intervención.  En cuanto a los antitestosterónicos como el Androcur o Decappetyl, la experiencia nos ha demostrado que no es necesaria su retirada.  Por lo que puede mantenerse hasta la intervención.  Su retirada total será una o dos semanas después de la vaginoplastia. ES IMPRESCINDIBLE QUE TENGA UNA CITA CON SU ENDOCRINO antes y  después de la cirugía y que siga sus instrucciones.

 

LA CIRUGÍA DE VAGINOPLASTIA POR INVERSIÓN PENEANA

El ingreso

El ingreso se realiza un día antes de la intervención en IM CLINIC. A lo largo de ese día, se le realizarán los controles pertinentes y una limpieza del intestino, con la toma de laxantes y antibióticos.  Es imprescindible esta limpieza debido a la proximidad del intestino en la creación de la neovagina. 

 

La cirugía de vaginoplastia por inversión peneana

La vaginoplastia por inversión peneana requiere un ingreso mínimo de una semana, de esta manera el equipo médico puede llevar un mejor control sobre la evolución de la paciente.

La intervención suele durar entre 3 y 5 horas. A esta duración que sumaremos los tiempos de preanestesia, preparación de la paciente y recuperación inmediata después de la cirugía. 

Esta cirugía se realiza siempre bajo anestesia general, exceptuando algún caso excepcional que se realiza bajo raquianestesia.

La operación se inicia abriendo el pene con un corte en la línea media dejando los cuerpos cavernosos y el pedículo vasculonervioso a la vista. Parte del glande se usará para formar el clítoris, mientras que la mayor parte de la piel del pene es recolocada para formar las paredes vaginales. El resto de los elementos peneanos que comprenden los cuerpos cavernosos (cuya función es la erección) y parte de la uretra peneana son eliminados.

La uretra (o conducto urinario) es acortada y se redirige para emerger en su posición normal, esto es justo por encima de la nueva abertura vaginal o introito. El exceso de tejido eréctil alrededor de la uretra se elimina en parte para evitar que aumente de tamaño durante la excitación sexual y pueda impedir la correcta apertura de la vagina. En los casos en que es posible, el equipo de IM GENDER utiliza buena parte de la uretra para forrar los labios menores y paredes internas de la vulva vaginal, dándole así una apariencia de mucosa rosácea más semejante a la vulva femenina de nacimiento.

Los cordones espermáticos son seccionados y los testículos, eliminados, aunque la piel del escroto que los envuelve y la piel de las áreas circundantes se usarán para formar los labios mayores y menores. En algunos casos, se utiliza el escroto sobrante para formar un tubo de piel que se añade a la porción final del pene para aumentar la profundidad vaginal en algunos centímetros.

El espacio anatómico donde se situará la vagina se encuentra entre la vejiga urinaria y el recto (parte final del intestino grueso). Esta es la parte técnicamente más compleja.

Una vez formado el espacio donde se localizará la vagina, se colocará la piel peneana invertida formando así las paredes vaginales. La profundidad vaginal dependerá de cada paciente y los elementos que la determinan son la cantidad de piel peneana disponible (que dependerá del tamaño inicial del pene y de la cantidad de piel escrotal para injertar) y la disposición anatómica de los órganos internos. Sin embargo, el equipo de IM GENDER  siempre intentará que la profundidad no sea inferior a los 15 centímetros. Una vez fijada la vagina, se coloca un apósito especial que mantiene la piel invertida dentro de la cavidad vaginal hasta que esta cicatrice.

La siguiente fase de la cirugía consiste en reconstruir el clítoris. Esto se realiza con la porción de glande que se ha conservado, junto con sus nervios y vasos sanguíneos, con el objetivo de mantener la sensibilidad y la capacidad de una satisfacción sexual plena. El clítoris se fijará por encima del meato uretral y se realizará un capuchón que lo cubrirá. Esta parte de la cirugía puede llevarse a cabo durante la intervención o posteriormente. Será el cirujano quien decidirá según la inflamación existente y otros factores intraquirúrgicos evaluados.

La cirugía de vaginoplastia por inversión peneana se finaliza tras reconstruir los labios vaginales: parte de la piel del escroto se convierte en los labios mayores y, si existe piel sobrante, se puede formar dos pliegues adicionales que simulan los labios menores y un capuchón para el clítoris. En la mayoría de los casos se puede realizar toda la cirugía en un solo tiempo, pero en algunos casos especiales, la cirugía de estética vaginal puede posponerse hasta una segunda intervención.

Después se colocan los vendajes compresivos, y la paciente permanecerá con sonda vesical durante aproximadamente 2 semanas.

 

EL POSTOPERATORIO EN LA VAGINOPLASTIA

El ingreso en planta después de la vaginoplastia. Postoperatorio.

El ingreso suele ser de 7 días. Durante las visitas postoperatorias, por parte del equipo de IM GENDER,  se seguirá, un protocolo de supervisión, controlando signos vitales, realizando un aumento progresivo de la dieta, buen manejo del dolor con rotación rotación de analgesia, deambulación precoz y antibióticas por vía oral.

El último día del ingreso, se realizará la primera dilatación de la vagina bajo un protocolo estandarizado,  por parte de su médico quien le explicará los cuidados y pasos a seguir, para que pueda realizar las dilataciones recomendadas en su domicilio. El personal de enfermería de IM GENDER le entregará una Guía de Cuidados y le hará entrega de un kit con todo lo necesario para que pueda continuar con las dilataciones en su domicilio. Se le dará un correo de seguimiento así como las citas posteriores con su cirujano.

El equipo médico le indicará el  correcto seguimiento postoperatorio.

 

La vuelta a casa después de la vaginoplastia

La sonda vesical se mantiene hasta el décimo día o hasta que la inflamación periuretral sea la mínima, por lo que será dada de alta con dicha sonda. Realizará en su domicilio las dilataciones indicadas y el tratamiento instaurado por el facultativo de analgesia y antibioticoterapia.

Una vez en casa,  deberá ponerse en contacto con el endocrinólogo que supervisa su tratamiento hormonal para reiniciarlo (pasado unas 4 semanas) y reajustar la dosis,  ya no necesitará  tomar Androcur/ Decapeptyl, es importante que en ningún caso, se reajuste  por sí misma las dosis de hormonación ya que esto podría suponer problemas para su  salud.

 

Posibles complicaciones

Un miembro del equipo médico le indicará cómo evitar las posibles complicaciones y cómo actuar en el supuesto de que aparecieran. Ante cualquier duda o anomalía después de la intervención, la debe consultar con su médico, para que éste pueda diagnosticar y darle una solución. Para ello dispondrá de un teléfono habilitado las 24 horas del día, así como un correo de seguimiento.

 

LOS RESULTADOS DE LA VAGINOPLASTIA

Los resultados

Después de la vaginoplastia y de su recuperación, tendrá una vagina funcional, anatómica, estéticamente similar a la de cualquier otra  mujer. Esta vagina será apta para mantener una actividad sexual plena, libre de cicatrices dolorosas, con sensibilidad suficiente para recibir estímulo erógeno satisfactorio durante las relaciones sexuales. Es importante que siga todas las recomendaciones que le indique el equipo médico, como las dilataciones y las visitas postoperatorias.

 

Visitas postoperatorias

Es muy importante no saltarse ninguna de las visitas postoperatorias con un miembro del equipo de IM Gender. Solo ellos podrán valorar la evolución de la recuperación de la vaginoplastia.

Por norma general, una vez se le haya dado el alta hospitalaria, se citará a la paciente para la próxima visita que se realizará más o menos a las tres semanas del alta hospitalaria (un mes de la intervención).  Los siguientes controles médicos serán, aproximadamente, a los tres meses, a los seis y al año de la intervención.

En todo momento, la paciente dispondrá de un teléfono de apoyo postoperatorio para solucionar cualquier duda que le pudiera surgir, así como un servicio especializado de fisioterapia si lo desea.

 

CONSEJOS DESPUÉS DE LA VAGINOPLASTIA

Dieta

Durante los primeros 7 días después de la vaginoplastia llevarás una dieta blanda.

SONDA VESICAL

Deberás llevarla durante 14 días aproximadamente. Sigue los consejos del equipo médico para evitar cualquier molestia.

Guía postoperatoria

Te llevarás una guía postoperatoria que incluirá información para tu completa recuperación. También sobre las dilataciones.

No te vayas con dudas

Es importante que no te quede ninguna duda sobre las dilataciones y el proceso de postoperatorio. Pregunta todo lo que no tengas claro, estaremos encantados de ayudarte.

Volver a hacer deporte

Deberás evitar hacer ejercicios físico durante el primer mes. Después tu cirujano te indicará cómo y cuándo empezar a hacer deporte

Visitas postoperatorias

Es muy importante que no faltes a ninguna de las visitas después de tu cirugía

Preguntas frecuentes sobre vaginoplastia

En esta sección podrás resolver las dudas más habituales sobre vaginoplastia por inversión peneana. Si tienes cualquier otra cuestión no dudes en ponerte en contacto con nosotros ya sea por mail, teléfono o con el formulario de contacto.

Equipo IM GENDER

Más de 20 años de experiencia, profesionalidad, estudios y formación avalan un equipo médico dedicado a la atención especializada de las personas trans.

¿Necesitas más información sobre la Unidad de Género de IM GENDER ¿Tienes dudas sobre alguna cirugía de afirmación genital?

Dónde estamos

BARCELONA
Carrer de Víctor Hugo, 24
08174 Sant Cugat del Vallès

MADRID
Calle Serrano, 76, 1º Dcha
28006 Madrid 

MARBELLA
Av. Ramón y Cajal, 4, bajos
29601 Marbella (Málaga)

 

T: 900 82 82 09
info@imgender.com

Contacta con nosotros

¿Tienes dudas? ¿Quieres conocer los trámites o la financiación?