CIRUGÍA FACIAL DE FEMINIZACIÓN

RINOPLASTIA FEMINIZANTE

La nariz femenina tiene unos rasgos que la diferencian de la masculina. Por ejemplo, suele ser más pequeña, fina, de ángulos más suaves y de estructura más uniforme. Al estar en el centro del rostro tiene un gran protagonismo en la cara, por ello la rinoplastia feminizante tiene una importante influencia en la feminización facial.

RINOPLASTIA FEMINIZANTE

CIRUGÍA DE FEMINIZACIÓN FACIAL

La rinoplastia feminizante tiene una gran capacidad de feminización del rostro al encontrarse la nariz en el centro de la cara.

La rinoplastia feminizante debe tener en cuenta diversos factores para conseguir una nariz muy femenina. Entre ellos, el nacimiento en la frente hasta su unión en el labio superior, la anchura y la forma de las fosas nasales, el contorno y la estructura de la nariz, la giba… ya que todas estas características pueden determinar si una nariz es masculina o femenina.

Esta cirugía de feminización facial debe ser realizada por un cirujano plástico que tenga una técnica exquisita, una gran capacidad artística, así como una larga experiencia y conocimiento de la feminización facial para conseguir unos resultados óptimos tanto a nivel estético como funcional. Otorgando así al rostro de la mujer trans unos rasgos femeninos que dulcifiquen, suavicen y afinen su expresión y su apariencia.

 

Resultados de Feminización facial

Conocer el antes y después de las distintas técnicas de feminización facial como la rinoplastia feminizante realizadas por el equipo de IM GENDER puede ayudarte a tener una idea más clara de los resultados que puedes conseguir.

¿Quieres conocer más experiencias y testimonios de IM GENDER?

RINOPLASTIA FEMINIZANTE

Preparativos

La rinoplastia, dentro de un contexto de feminización facial, requiere tanto de un amplio conocimiento técnico por parte del cirujano de los distintos procedimientos, como de una gran comprensión de las claves del dimorfismo sexual. Solo de esta manera puede conseguir los tres objetivos de esta cirugía: conseguir una nariz femenina, que además sea bonita y que cumpla con los parámetros de armonía con las proporciones del resto del rostro. Por ello, el cirujano plástico debe realizar un exhaustivo estudio previo estético y artístico para evaluar la cara desde todos los ángulos posibles en búsqueda del equilibrio facial.

Ilustración sobre las diferencias entre la nariz masculina y la nariz femenina

FEMINIZACIÓN DE LA NARIZ

La cirugía

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una intervención muy personalizada y por ello requiere de un estudio previo y preciso que evalúe las estructuras cartilaginosas, el hueso y la calidad de la de piel que forman la nariz.

Para conseguir una nariz más femenina en la mujer trans, la rinoplastia se realiza generalmente de forma similar a otras cirugías estéticas de nariz, aplicando todos los conocimientos también en la parte funcional para mejorar la respiración si fuera necesario.

La técnica de la rinoplastia feminizante se adapta a las necesidades de cada paciente y al diagnóstico previo. Es por ello que no existen dos cirugías de la nariz idénticas. En cuanto a técnica, existen dos tipos: rinoplastia abierta y cerrada. En el caso de la cirugía de la nariz cuyo objetivo es la feminización del rostro, se suele optar por la técnica abierta. Esta técnica posibilita la manipulación todos los tejidos blandos y permite de forma exacta y milimétrica hacer un nuevo esqueleto femenino de esa nariz para que cuando dejemos la piel sobre de ella nos de una nariz femenina, armónica y bella.

La resección ósea y las osteotomías suelen ser necesarias, para remodelar los huesos que conforman la nariz y lograr una nariz más estrecha y recta, menos prominente, y un perfil más bonito, en definitiva. La remodelación de la punta nasal también es muy importante para conseguir una nariz femenina, haciendo que el domus o punta sea más redondeada, delgada, elevada o ligeramente respingona y juvenil.

Es una cirugía que se realiza, habitualmente, bajo anestesia general y tiene una duración de entre una y dos horas. Requiere de una noche de hospitalización y suele asociarse a otras cirugías de feminización facial.

Los resultados

La mujer trans, que podrá apreciar los primeros resultados pasados 15 días, irá notando pequeños cambios sutiles a lo largo del primer año después de la cirugía.

La cicatriz, que habitualmente queda en la base de la columela, apenas será perceptible, pues es milimétrica y suele no dejar una marca visible.

La recuperación de la paciente es bastante rápida. Después de la rinoplastia feminizante se aplican unos tapones nasales que son retirados entre 24 o 48 horas tras la cirugía. Es importante tener en cuenta que en función de la persona y el tipo de intervención, pueden aparecer algunos hematomas, aunque desaparecerán a los pocos días.

 

CONSEJOS DESPUÉS DE LA RINOPLASTIA FEMINIZANTE

REPOSO RELATIVO

Es importante que realices un reposo relativo durante los primeros días. Evita levantar peso y agacharte bajando la cabeza por delante del cuerpo.

CUIDADOS DE LA ZONA

Los párpados tienen tendencia a inflamarse. Aplica frío para bajar la inflamación y mantén la cabeza elevada cuando estés en reposo y duerme con almohadas o cojines bajo la cabeza.

Visitas postpoeratorias

Es muy importante que no faltes a ninguna de las visitas después de tu cirugía para que el equipo médico de IM GENDER pueda evaluar tu evolución.

Equipo IM GENDER

En IM GENDER llevamos más de 20 años especializados en la atención a las personas trans.  Dos décadas de experiencia, profesionalidad, investigación y formación avalan nuestro equipo médico y humano.

¿Necesitas más información sobre la cirugía de feminización facial?  ¿Quieres conocer el precio de una rinoplastia feminizante?

Dónde estamos

BARCELONA
Carrer de Víctor Hugo, 24
08174 Sant Cugat del Vallès

MADRID
Calle Serrano, 76, 1º Dcha
28006 Madrid 

MARBELLA
Av. Ramón y Cajal, 4, bajos
29601 Marbella (Málaga)

 

T: 900 82 82 09
info@imgender.com

Contacta con nosotros

¿Tienes dudas? ¿Quieres conocer los trámites o la financiación?