La nariz femenina suele ser más pequeña, delgada, recta y uniforme que la masculina. Además, no suele presentar gibas muy marcadas y, habitualmente, tiene una punta ligeramente más elevada o respingona, así como un mayor ángulo nasolabial. Por todo ello la rinoplastia feminizante  o feminización de la nariz es una cirugía con una gran capacidad de otorgar un aspecto más femenino a un rostro.

¿Por qué es importante la feminización de la nariz?

Ilustración sobre las diferencias entre la nariz masculina y la nariz femenina

Diferencias entre una nariz masculina y femenina. Derechos reservados.

Es cierto que existen tantos tipos de nariz como personas hay en el mundo. Sin embargo, hay unos patrones de simetría y belleza que nos marcan unas características de la nariz según si es masculina o femenina.

La nariz masculina suele ser mucho más grande que la femenina como consecuencia de un componente óseo mayor. Pero esta no es la única característica: el nacimiento de la nariz desde la frente en el hombe tiene una forma más aguda que en la mujer. Ellas la tienen más fina, más estrecha, la forma en el nacimiento del labio es distinta… Es decir, el tamaño no es exclusivo ni determinante a la hora de identificar una nariz como masculina o femenina. Pero sí lo pueden ser otros factores.

La visión artística del cirujano en la feminización de la nariz

Por ello, cuando se lleva a cabo una rinoplastia feminzante, el cirujano plástico debe conocer muy bien la delicada técnica quirúrgica, poseer una capacidad artística innegable para conseguir un buen resultado, pero además, debe tener un profundo conocimiento del dimorfismo sexual para poder evaluar cada caso y ofrecerle el mejor abordaje.

El cirujano debe ser un especialista en evaluar cada ángulo, cada factor y cada característica de la nariz para conseguir un resultado óptimo.

Así, por ejemplo, debe tener claro que, mientras que en el varón suele tener un nacimiento de la nariz en el labio superior de 90 grados, en la mujer dicho nacimiento es a 95 o 100 grados. Debe saber también que los orificios nasales de las mujeres suelen ser más estrechos y más finos que los del hombre, así como toda la estructura nasal que suele ser de contorno más suave. Además, el nacimiento de la nariz desde la frente, en la mujer suele ser más suave o mucho más abierto que en el del hombre.

 

Los avances tecnológicos en la rinoplastia feminizante

feminización de la narizHoy en día poseemos tecnología y técnicas quirúrgicas que permiten al cirujano ser muy exigente y trabajar de una manera aún más precisa, si cabe, en la rinoplastia feminizante.
Así, por ejemplo, la radiofrecuencia en la rinoplastia permite manejar el hueso con un tipo de sierra especial que es mucho menos agresiva a nivel óseo, en consecuencia se producen menos hematomas y una recuperación muchísimo más rápida.

Por otro lado, con la tecnología piezoeléctrica se consigue que el corte del hueso no dañe estructuras nobles y ello permite realizar cirugías mucho más precisas. Evidentemente, en IM GENDER no solo utilizamos esta tecnología en la nariz, sino que se usa en todo el remodelamiento craneal.

 

La cirugía de la rinoplastia feminizante

La cirugía es relativamente corta, dura una hora y requiere de una noche de hospitalización. Aunque en la mayoría de ocasiones no se lleva a cabo de manera aislada, sino dentro de un conjunto de técnicas de feminización facial.

Existe dos técnicas, la abierta y la cerrada. Pero cuando se trata de feminización facial, se suele optar por la primera. ¿Por qué? Porque nos permite manipular todos los tejidos blandos, además de crear de manera exacta y milimétrica un nuevo esqueleto femenino de esa nariz para que cuando dejemos su piel encima de ella, el resultado sea una nariz femenina, armónica y bella.

rinoplastia feminizante

Además, la rinoplastia feminizante no solo debe abordar aspectos estéticos, también debemos ser muy cuidadosos con los aspectos funcionales. Pues hay mujeres trans que llegan con problemas de respiración, ya sea por un tabique nasal desviado o por cornetes (estructuras dentro de la nariz que se inflan de sangre para calentar el aire que pasa por las fosas nasales, provocando así problemas respiratorios). Estos aspectos también deben ser muy tenidos en cuenta parar que el resultado de la rinoplastia sea un rostro más dulce y femenino, pero también una nariz que permita a la mujer respirar con plenitud y sin problemas.

Te mostramos casos de antes y después de rinoplastia realizados en IM CLINIC en este enlace.

Resuelve tus dudas sobre la feminización de la nariz

Si deseas conocer más aspectos de la rinoplastia feminizante, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de cirujanos plásticos especialista en IM GENDER. Nuestros profesionales podrán ayudarte a resolver todas tus dudas, así como guiarte en qué puedes esperar de una cirugía como la rinoplastia para otorgar a tu rostro un aspecto más suave, fino y femenino.

Pide tu cita gratuita con el equipo de IM GENDER y te asesorarán.